Flor de Caña

La noche tenía todos los ingredientes para convertirse en una velada perfecta: un club exclusivo, invitados de lujo, música, velas, y el mejor ron de la casa Flor de Caña: #VGeneraciones. Y es que 130 años no se fuman en pipa pero se celebran con una botella de edición limitada añejada por 30 años. 411 son las botellas de la primera barrica, de las cuales únicamente 2 llegaron a Panamá para ser puestas en venta esta noche a coleccionistas de exquisito paladar. Una oda al savoir faire de los espirituosos, así la denominamos a esta botella que viene en una caja de cuero con las firmas de las 5 generaciones al mando, una replica fiel de la postilla de 1902, envasada en vidrio francés, con una etiqueta metálica y la “cherry on top”: una tapa de piedra volcánica original.  Sin más preámbulos, aquí los detalles de esa noche inolvidable y esta joya espirituosa que celebra un legado latinoamericano. ¡Salud!