Front Row

El pasado martes 29 de octubre fue una noche para el recuerdo. Se comenzó con un cóctel de la mano de Tommy Hilfiger quien, con su estandarte como propulsor de arte, no podía faltar entre los pilares de este proyecto. Mimosas y caviar al mejor estilo del rojo, azul y blanco.

Luego, se continuó en el ambiente chic del SOHO City Center, en la plaza central, donde se recordó el propósito vital del arte en nuestras vidas: unir, entender, amar, disfrutar, sentir. Saberse vivo. Develamos el fruto de la creación de ambos artistas, presentamos The making of Ofrenda, y fuimos cómplices de un merger inédito en los registros de la historia del arte patrio.

Innovación aplicada al arte, lo que nos recuerda que siempre hay maneras nuevas de abordar la esencia humana. El público invitado fue testigo del proceso presentado en un corto, que participará en festivales internacionales, representando íntimamente las fibras del proceso creativo, y la intervención estuvo abierta a todo el que quisiera tomar unos minutos de su diario vaivén para perderse en la fuerza interpretativa de las formas del felino y el hombre.

Todo el material se mantuvo en la más estricta confidencialidad, para brindar la atmósfera de misterio y magia que sabíamos que resultaría de unir a estas dos fuerzas de la naturaleza en un mismo objetivo: Ofrenda.

No podemos pensar en un mejor nombre para la realización en yeso y alambre, que mide 4.5 mts³. Asistir al nacimiento de la belleza ha sido un privilegio y la cristalización de un sueño compartido, que refleja con exactitud el ánimo que nos movió a embarcarnos en esta aventura.